Cerdeña | Hotel San Teodoro

Hotel San Teodoro

Cerdeña

Aguas claras, un paisaje interior salvaje y incontaminado, una tradición cocinera riquísima y una variedad impresionante de vegetación: este es el fascino de la Cerdeña, pequeños detalles que la hacen una isla unica.

Playas

Las playas de la Cerdeña representan sin dudas la principal atracción para los viajeros que llegan a la isla, están caracterizados por una variedad de escollos, ensenadas y ambiente naturales, fondos marinos que se pueden comparar con los de los Caribes. 1840 kilómetros de litoral, la región ofrece una diversidad increíble de playas, 23 de las cuales son Bandiera Blu de Legambiente.

Gastronomia

La cocina sarda sorprende muchísimo con su variedad de platos, cada zona y localidad se marca por sus especialidades, un elemento común que los abrazas todos es el respeto para las tradiciones antiguas. En las mesas sardas, los sabores del mar se juntan a los de la montaña, un triunfo de gusto y sabores: desde el pez a los quesos, al aceite de aceitunas mediterráneas hasta los vinos doc y doce como los mas conocidos Vermentino di Gallura y Cannonau.

Artesanal

Tierra riquísima de materias primas y profundamente apegada a sus tradiciones, la Cerdeña ha desarrollado una cultura uy importante hablando de artesanal, todavía hoy se mantiene viva y se transmite de padre a hijo, de generación en generación. Desde la elaboración de la cerámica hasta la de la madera, desde la arte de las joyas hasta la del enlace, la producción de cuchillos, la tejedura y el bordado: todos estos trabajes manuales hacen el real patrimonio cultural, histórico y encantador de esta isla magica.

Cultura

La Cerdeña no tiene solamente un mar espectacular: de norte a sur, la isla es caracterizada por testimonios históricos que han implicado la isla desde los tiempos mas antiguos. Nuraghi, templos, menhir, entierros monumentales, restos arqueológicos y también castillos, iglesias y arquitecturas que testimonian un pasado noble y glorioso.